9 abr. 2016

CALOR DE CEIBA Postal III Sísifo de la sabana.







¿Cuánto medirá esa palma? ¿Qué te gusta 27, 30 metros? No quedan muchas; la madera la compran a buen precio en Veracruz, para muebles.


      Sísifo se erguía verde y gris como garrobo iguana, rey de esta colonia, coronada atalaya sus astros, depredadora de nubes, dura como escama dragón, cero cocos; hay un surco entre las matas de cacao, donde te rozan después las chayas, caminando al pantanal, un nido de lagartos encontrarás y a pocos pasos, las mayores palmas que podría usted ver, si no se ven desde lejos es que las cubren las nubes, el mismo sol, la misma noche… los azules cangrejos te avisan, los pies del gigante descienden al corazón de la tierra, que se dice uno… inmutable.


        Me sigue contando el vecino: habían tigres, así les decíamos, a unos gatos salvajes, peligrosos; te saltaban en la oscuridad y te arrancaban la garganta, figúrate el tamaño de un perro; ya no los vez ahorita, habían garzas rojas, pelícanos de lagunitas, jabalíes así chiquitos solían rolar por aquí, pero se los fueron comiendo, ahora, si acaso un tlacuache, porque ni conejo; luego ni mojarritas; es el aceite ese que las mata, al ganado igual, la otra vez se me murió un puerquito ahogado, en la mañanita lo vine a encontrar al bodoquito; atrapado en el alquitrán, el buitre ni se acerca. . . es un infierno negro; el calor permanece eterno. Los mosquitos perecen en el sudor sin arrancar la piel, sal de 40 grados, verdes…


      Semanas después regresé, Sísifo había sido arrancado, una protuberancia de pie sólo hallé, su madera destinada a Veracruz para carpintería, escupí al suelo, maldije fuerte; dije entre mí, así perecieron los gigantes; bebía el último trago.



@mexcalero



15 feb. 2016

HEAT CEIBA IV SONS OF MAGUEY



HEAT CEIBA IV

SONS OF MAGUEY              .

Pechuga: mescal espadín distilled with a breast of a rabbit, chicken, turkey…
Gusano: mescal espadín with agave worm.
Minero: colorless mescal from Oaxaca Santa Catarina Minas.
Pulque: ancestral drink from the agave
Tlacuache: mexican marsupial drinker of aguamiel (sweet sap from maguey) 





          I was charging my cellphone, pulque & loan, the owl girl with the tattooed seven eyes invited me from her electric cigarette; it had a strong smile & wisps. The second girl who just by singing I knew her nationality, german-tijuanense. Then they left; we said goodbye, good crossing.  Meanwhile I remain on the non-flavor elixir & harmonic melodies, I just bought a pechuga bottle at the Oaxaqueñita, so there I was at the “tlaxcalteca up to the hill albino donkey of curado on holydays”, I was waiting a tlacuache. He send signs of being alive. He down the hills and was stuck at the metro. I send to him some indications from the hallucinogen hole that I was; when he arrives start to take some photographs. Charal brought to snack. I ask them to the pulqueritas another jar.

          There are no more Pulquerias like this place, it had been closed those business. Do you remember “La risa”? That had a long time ago, then to find a good pulque not adulterate. Said to me. Have you ever came here before? – I asked. I had heard about it but never came here before. There are mescals at the bar, so at my call came the tlacuache girl. What you wanna drink buddy? I just have pechuga & gusano, I said 2 & 2 shots…and are sure you just have those? I inquire. - Oh let me check, Suzy!, you are the tall one, come & check please…

          The aguamielero continues; do you remember that scene on the MIL USOS trilogy, from Hector Suarez? In the 2, I think when his morro said to him, “I hunger”; then he takes his son at the local store, but I cannot remember for what thing to eat that can afford it, so then he bring his child to a underground pulqueria, there for 5 pesos they give him a pulque glass, he gives to his son, and he said; pulque?, in the beginning he doesn’t like at all, but the father instead to finish the glass.

       Suzy brownie hair finds out minero, I asked for another 2 shots.   Transito was the name of that fucker; therefore pulque was denigrated to poor people, shitty outcast, indigenous folks, foxes & tlacuaches; over there a few blocks in that direction, mescal & pulque is served in fine glasses, for the cocksucker hipster fashion, they all look like the same shit magazine… claims the marsupial, we left; every animal his own way back. I got erased bytes & tapes from my memory, that perverse spiral as devil; do you suck me or do you spit me? I was carrying my mudheart; the bottle, tropic ashes. The ladies was signing a song to a star that don’t dawn, sparkling hills have lost while the bus pass, the women besides me lies asleep drunk of sap.  


29 nov. 2015

CALOR DE CEIBA IV - Hijos del Maguey







CALOR DE CEIBA IV


    Hijos del Maguey



             Recargaba celular, pulque y pulmón, la niña búho de los siete ojos tatuados me invitaba de su cigarro eléctrico, sonreía fuerte y soltaba volutas. La segunda niña que sólo cantando pude saber su nacionalidad; era alemana tijuanense. Partieron, me despedí, buena travesía. Seguí en el elixir sin saborizantes y melodías de harmónica, había comprado una botella de pechuga en la oaxaqueñita; so estancado en la tlaxcalteca burrita albina subida del cerrito de curado los días festivos, esperaba a un tlacuache. Dio señales de vida. Descendió por los cerros y se hallaba estancado en el metro. Le mandé indicaciones del agujero alucinógeno donde me hallaba; en cuanto arribó comenzó a tomar fotografías. Charal trajo de botana. Pedí a las pulqueritas otra jarrita.

           Ya casi no quedan por aquí, las han ido cerrando, ¿Te acuerdas de la risa?, esa ya tiene tiempo; y luego un buen pulque, no hechizado. Comentaba el tlacuache. ¿Tú no habías venido aquí pues? – le pregunté. La había escuchado pero no había venido. Había mescal y a mi llamado vino la niña tlacuache. ¿Que vas a querer amigo? Sólo tengo pechuga, y gusano…  pedí 2  y 2, ¿y segura no tienes de otros? Pregunté. Ah, deja busco… Susy tu que estas más alta, ven y revisa porfis…



       El aguamielero prosigue. ¿Recuerdas esa escena en la trilogía del MILUSOS de Héctor Suarez? En la 2 parece, cuando su morro,  le dice, “tengo hambre”, lo lleva a una tienda pero no se para que madre no le alcanza, lo lleva a una pulquería clandestina, allí por 5 pesos le dan un vaso, se la da al hijo quien dice ¿pulque?, de principio lo prueba gacho pero el milusos le obliga termine el vaso.
        Susy ricitos morenos, encuentra minero, pido 2. “Transito” se llamaba ese cabrón, a eso se denigraba el pulque de que es para pobres, jodidos, parias, indígenas, zorros y tlacuaches; más por allá adelante te sirven el pulque y mexcal así más acá, fresón y caro, por la mamada esa hipster, todos parecen fotografía,… alegaba el marsupio, partimos, cada animal su camino, tengo bytes & tapes borrados de memoria, esa espiral perversa como el diablo, ¿me chupas o me escupes? Cargaba de barro el corazón, la botella, hollín de trópico. Las damas le cantaban a una estrella que no amanece, cerritos centelleantes se pierden conforme avanza el bus, la  mujer a mi lado yace dormida ebria de savia.


                                       Pulque yo? - eso es para tlacuaches...

@mexcalero